Recuerdos

Cuando era pequeño me encantaba ir al Cine Capitol a ver cualquier película. Me daba igual cual fuera. Sólo deseaba sentirme inmerso en el olor añejo de las polvorientas butacas marrones, estar a oscuras y hacer gamberradas. Sí, no iba sólo y gritábamos, eructábamos, porque cuando fui niño no veia arte sino que ir al cine era un medio y lugar de entretenimiento. El cine estaba vacío para mi y pocos más y por eso nos lo permitían. Nunca hicimos daño a nadie ni provocamos destrozos en el cine. Era nuestra segunda casa. Teníamos una actitud interactiva con lo que veíamos: nos reíamos de los efectos mal resueltos, nos tronchábamos con las bofetadas de Bud Spencer e incluso empezábamos a sentir las primeras cosquillas en el estómago al ver a las chicas de Parchís. Recuerdo mi primer gran lleno con Los Goonies y también cómo me quería hacer mayor para ir a las sesiones de los viernes noche, esas que descubrí de vuelta de casa de mi Tía Manola apostado en la parte de atrás del 4L de mi padre. La pregunta era lógica: ¿Por qué hay tanta gente en el cine? Cuando seas mayor lo entenderás… Lo cierto es que el nombre de este blog obedece a una de las bromas que gastábamos cuando alguien nos preguntaba qué película íbamos a ver: como la mayoría de las veces no sabíamos qué veríamos respondíamos: Las Lágrimas de un Chorizo y la mayoría de las veces El Suspiro de una Alpargata. En recuerdo de aquellos momentos, el nombre de este blog.

Anuncios

~ por elninodelsur en 30 octubre 2007.

2 comentarios to “Recuerdos”

  1. Yo siempre recordaré a la salida del Capitol de ver “El Club de los Poetas Muertos”, cuando el Mancera se nos acerca y suelta “Tío, que peliculón… si hasta me han entrado ganas de estudiar”.

    Para que luego digan que el cine no tiene magia.

  2. Pa que veamos cómo nos afectan las historias que nos tragamos… Es evidente que a corto plazo la magia existe, cuando salimos del cine, cuando comentamos la peli por primera vez,… pero a largo plazo, la magia directa se diluye auqneu se mantenga en forma de recurdos y retazos como este. ¿O es que no recordamos cómo nos subían el cine 5 duros todos los años cuando se estrenaba la película de Parchís? Creo que tú sí, y como dejabas la feria para ir al Capitol… Eso es magia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: