Las bragas de Heidi


Lean en ABC y El País la misma noticia con la misma redacción. Es una muestra de cómo la religión puede obligar a cambiar la concepción de un producto, en este caso adaptándolo, desde su concepción. “”Heidi era una niña de pelo negro y mejillas como tomates. Tenía una camiseta roja, una falda rosa y un gran trasero. Cuando corría colina abajo, su falda tapaba su cabeza y veíamos sus grandes bragas blancas. Probablemente fue el primer personajes de dibujos animados al que se le vieron las bragas”. Así es descrita Heidi en la web turca Dibujos animados de nuestra infancia por alguien que leyó el famoso libro de Johanna Spyri y vio la serie infantil en televisión cuando era niño. Sin embargo, los niños turcos de hoy nunca más podrán verle las bragas a Heidi, al menos en uno de los libros “recomendados” por el Ministerio de Educación de Turquía que, en cambio, presenta a la Señora Seseman, la abuela de Clara (la amiga minusválida de Heidi), con la cabeza cubierta por un pañuelo islámico”. Si bien toda la polémica llega por un libro, ya se han dado casos como el de Los Simpson en Arabia Saudí que tuvo que modificar sustancialemnte personajes y contenidos. Resultan curiosas estas cosas en un mundo tan globalizado…

Anuncios

~ por elninodelsur en 22 noviembre 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: