Una y no más

la séptima silla
Puede decirse que La Séptima Silla ha muerto antes de nacer. Una emisión le ha valido a Telecinco para “ventilarse” el programa. Es evidente que un mal estreno es señal de que un programa puede tener numerosas carencias pero si el programa no cuenta con un recorrido es muy difícil conocer si el programa había logrado su mejor rendimiento. Las prisas de Telecinco le están haciendo caer en los mismos errores que históricamente condenaron a Antena 3 a una de sus peores crisis de audiencia. La televisión es hábito, y si el espectador se cena cada noche con un cambio, evidentemente le provoca hartazgo, y el hartazgo se manifiesta cambiando de cadena. La paciencia es el el mejor recurso para convertir un programa normalito en un éxito de audiencia. Telecinco ha perdido la paciencia porque con ella sólo se obtienen resultados a largo y medio plazo y el corto plazo impera en las decisiones de las cadenas. La Séptima Silla ha sido el último perjudicado de esta ley del corto plazo, pero no será el único programa víctima de la misma. Vendrán más y la inversión realizada en contratación de personal técnico y artístico se irán con ellas al garete. Sin hábito no hay consumo televisivo. El consumo incidental reporta audiencias inmediatas, puntuales pero no fidelizan al público con la cadena. Señores programadores, ustedes deciden.

Anuncios

~ por elninodelsur en 4 marzo 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: