La primera tele en color

La tele era una como esta ¡¡Increible!!Mi memoria ha diluido el recuerdo de la fecha exacta en que en casa entró la primera tele en color. Es curiosa la memoria… y selectiva. Selectiva porque recuerdo perfectamente lo que estaba haciendo, cómo fueron los acontecimientos y que estaba lloviendo. Fue en 1985 (¡¡¡¡10 años de mi vida con tele en blanco y negro!!!!) y mis padres estaban nerviosos. Mi padre, viajante, había llamado varias vaces en el día cuando lo normal era que llamara al final de la noche y mi madre se mostraba nerviosa. Ángeles, la vecina del tercero izquierda, sabía algo porque nos hablaba a mi hermana y a mi con cierta condescendencia.
A última hora de la tarde sonó el timbre del portero automático y mi madre se apresuró a pulsar el botón que abría la puerta del portal. Rápida giró el pomo de la puerta de mi casa y su cabeza cruzó el umbral de la puerta. Mi hermana y yo sabíamos que algo pasaba aunque no sabíamos qué. Así que decidimos salir a mirar. Entre los barrotes de la baranda de la escalera pude ver en un perfecto plano cenital a un señor que traía algo grande y voluminoso entre sus brazos cubierto por una especie de plástico que no permitía adivinar de qué se trataba. En una panorámica de seguimiento durante la que no pude pestañear, aquel personaje subió el último peldaño antes de un descansillo y, cuando encaró el último tramo de escaleras mi hermana y yo comenzamos a gritar y a saltar porque ya sabíamos que teníamos tele en color. Llevábamos tiempo pidiéndoselo a mis padres pero hasta entonces no pudo ser.
El técnico instaló la tele y la sintonizó y me explicó a mí cómo funcionaba, cómo sintonizarla,… como si ya supiera que mis padres perteneces a una generación que no se ha llevado nunca muy bien con la tecnología. Cuando parecía que no podríamos mejorar el momento aquel señor sacó un mando a distancia de una cajita y entonces entramos en la modernidad… Nunca más levantarnos para cambiar de canal.
Era un Sanyo de 24 pulgadas con búsqueda automática de programas que ha estado funcionando hasta hace unos meses. Cuando el técnico se marchó no pude resistir la tentación de asomarme a la ventana a pesar de la lluvia para buscar el coche en el que nos había traido la tele. Resultó ser un Reanult 4 de color corinto que irremediablemente asocio siempre a mi primer día en color.

Anuncios

~ por elninodelsur en 17 noviembre 2011.

2 comentarios to “La primera tele en color”

  1. […] sí, pero yo nací en una España que sólo tenía un canal y era en blanco y negro. Hasta recuerdo cómo llego la primera tele en color a mi […]

  2. Hey, cu2019est juste moi qui ai le droit du2019appeler Cyril mon nounoursu00a0! Click http://d2.ae/hool090715

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: